¡Quiero Justicia!

VIDELA NUNCA ESTUVO PRESO. MILANI JEFE DEL EJERCITO. LA CARCEL ES CAPITALISMO.

Amar y Defender la Libertad. Defenderla del tirano y de la miseria. Resistir y luchar ante todo lo que nos oprime, reprime y destruye nuestra naturaleza humana, destruye nuestro mundo, nuestra realidad.

Quien defiende aunque sea un minúsculo puntito de esa destrucción, es sin duda responsable de miserias y de esta falta de libertad. Justicia, no es un tirano que muere.

Justicia, no es un tribunal que condena a algún militar (que fue/es/será parte del aparato que contiene, da forma, y sostiene desde siempre este mundo injusto, miserable, doloso). No se pagan las muertes de tantos rebeldes en la historia, no se pagan el hambre y la humillación no se paga este presente, ni el futuro de horror que vivirá la humanidad.
No me alegra un Videla en prisión, ni en su tumba. No me completa ¡quiero justicia! y no la encuentro en insignificantes actos donde algunxs reivindican los “derechos humanos”.

Este es un proceso de reconciliación. Nos quieren hacer creer que el tirano y yo podemos convivir. Que el patrón es un compañero de trabajo. Que la policía nos cuida. Que los políticos están buscando la forma de resolver nuestra economía.
VIDELA NUNCA ESTUVO PRESO. Videla fue recibido con honores en la cárcel de Marcos Paz, los verdugos a sueldo y jefes del servicio penitenciario vistieron de gala ese día, sacaron su flamante bandera celeste y blanca, trompetas y bombos. Le desfilaron, lo aplaudieron. Fue una tarde triste y rabiosa. Entrar a las cárceles te entristece, te revuelca de rabia.

LA CARCEL ES LA MAXIMA Y PERFECTA EXPRESION DEL SISTEMA CAPITALISTA. NUNCA PODRA SER ALGO BUENO, O REPARADOR. En la cárcel torturan y matan. En la cárcel encierran pobres y rebeldes.

VIDELA NUNCA ESTUVO PRESO. NUNCA HABRA JUSTICIA DENTRO DE ESTE MUNDO MANEJADO POR INTERESES INESCRUPULOSOS.

Milani es Jefe de un ejército. El ejercito Videla… Milani…. es que no deberían existir, para poder vivir en paz. No debería existir la cárcel. La hipocresía llega a su máxima expresión, un Videla que nunca estuvo preso, un Milani Jefe del Ejercito, y dos genocidas que se “fugan”… de una cárcel que nunca conocieron.
Hoy, la hipocresía es nuestra peor enemiga. La hipocresía esta tejiendo una gran pantalla de reconciliación y aceptación de la miseria y de la injusticia.
Somos todxs responsables, de que esta hipocresía siga creciendo.

NI OLVIDO NI PERDON NI RECONCILIACION. MIENTRAS EXISTA MISERIA HABRA REBELION. ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES.*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *