Salud emocional –

El dolor de garganta obstruye cuando no se comunican las aflicciones.

El estómago arde cuando las broncas no salen.

La diabetes invade cuando la soledad duele.

El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta

El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan.

El corazón desiste cuando el sentido de la vida parece terminar.

La alergia aparece cuando el perfeccionismo se vuelve intolerable.

Las uñas se quiebran cuando las defensas se ven amenazadas.

El pecho se comprime cuando el orgullo esclaviza.

El corazón se infarta cuando sobreviene la ingratitud.

La presión sube cuando el miedo aprisiona.

Las neurosis paralizan cuando “el niño interno” tiraniza.

La fiebre quema cuando las defensas derriban las fronteras de la inmunidad.

La plantación es libre, la cosecha, obligatoria … Presta atención a lo que estás plantando, porque eso mismo será lo que cosecharás.

Sé Feliz!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *