El gobierno de Sapag y las influencias del poder – Neuquén – Argentina –

Entre los derechos que la Constitución Argentina reconoce a los habitantes argentinos (todos) se cuenta el de “publicar sus ideas por la prensa sin censura previa ….”(Art. 14). Ésta y otras disposiciones como en el artículo 43 y el 75 se relacionan directamente con dos conceptos fundamentales del Estado democrático : la libertad de pensamiento y la libertad de expresión.

En los tiempos actuales la libertad de expresión amparada por la Constitución Nacional incluye la difusión del pensamiento y todas las manifestaciones culturales por los medios que ha aportado la tecnología del siglo XX y lo que va del presente: cine , radio televisión, internet, etc. Tanto es así que en el citado articulo 75 se incluyen entre las atribuciones del Poder Legislativo el dictado de leyes que protejan la “identidad y pluralidad cultural, la libre creación y circulación de las obras del autor, el patrimonio artístico y los espacios culturales y audiovisuales”.(Reforma del´94).

La protección de la libertad de expresión en general y de la libertad de prensa en particular, está también establecida en varios de los tratados internacionales a los que se le ha dado rango constitucional, como la Declaración de los Derechos Humanos, aprobada en 1948 por la Organización de las Naciones Unidas. Este último documento proclama la libertad de opinión y de expresión y señala que incluye “el no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y el de recibir informaciones y opiniones y el difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier modo de expresión”…

He querido contextualizar con esta introducción que aparece en cualquier manual de Educación Cívica de los programas actuales de estudio del nivel medio o secundario de la República Argentina para graficar la situación que padece un medio de comunicación (Radio FM ARCO IRIS) de Loncopué, Neuquén, por ser la voz de la resistencia de los Autoconvocados que rechazan la explotación minera a cielo abierto con utilización de sustancias tóxicas (ácido sulfúrico, cianuro, etc.).

Desde que se supo que una minera de capitales chinos desembarcaría en territorio de la Comunidad Mapuche Mellao Morales para explotar un riquisimo yacimiento de cobre vendido por la administración de Sapag por la suma vil de un millón de dólares y cuyas ganancias netas en un período de 15 años de extracción serían de 1.700.000.000…si, mil setecientos millones de dólares!!!!, vecinos y quienes se han opuesto y resistido a esta política entreguista de nuestros recursos, han padecido y sufrido agresiones físicas y verbales, descalificaciones personales, daños y perdidas materiales, amenazas y hasta una muerte dudosa.

Y es un capítulo aparte lo sucedido a la emisora en cuestión. Desde la constitución y organización de los Autoconvocados de Loncopué, la FM Arco Iris fijó una postura incondicional en defensa de nuestros recursos naturales y del medioambiente, tal es así que cedió de manera gratuita un espacio todos los sábados para aquellos que quisieran expresar y manifestar sus puntos de vista en relación a este proyecto minero. A partir de ello, casi sistemáticamente la emisora es blanco de atentados (sin contar que con anterioridad fue objeto de robo de todos sus equipos de transmisión).

A estos atentados como la destrucción de riendas que sostienen su antena, el corte y posterior robo del cable coaxil y sustracción de térmicas, la intimación del EPEN, (Empresa del Estado Neuquino que suministra energía eléctrica) para que retire la antena de un campo privado de propiedad de la Nueva Aurora S.A cuya titularidad se la adjudica María Eugenia Crexell Rosasco de Sapag, esposa de Carlos “Nuno” Sapag, (hermano del actual gobernador y dueño de CN Sapag Empresa vial y constructora, también dueño principal de la empresa minera AMBAR, y de la Estancia “3 de Fierro” entre otras) hay que agregar la sumisión y obediencia al poder político y familiar por parte del Honorable Concejo Deliberante e Intendente de Loncopué al derogar en tiempos de “feria” legislativa y en tiempo récord (21 de Enero 2010) la Ordenanza que autorizaba la instalación de antena de FM Arco Iris desde el año 1998… lo curioso del hecho que en el mismo predio hay otras antenas, como la de la FM municipal, antenas de una empresa de internet y una cisterna también municipal… ¿casualidad?… ¿persecución?… ¿censura?… ¿o influencias del poder político de la familia del gobernador?.

En consecuencia queremos hacer publica esta arbitrariedad y persecución ideológica a un medio de comunicación independiente y a la vez repudiar y rechazar la derogación de la Ordenanza Municipal abajo mencionada solicitando solidariamente a todas las organizaciones sociales y políticas y o personas a expedirse frente a este hecho que lesiona la libertad de expresión y pensamiento en un Estado democrático.

NO A LA MINERÍA A CIELO ABIERTO.. NO A LAS SUSTANCIASXICAS. NO AL SAQUEO DE NUESTROS RECURSOS…SI A LA VIDA.

Carlos Camargo. D.N.I Nº 12.314.672
Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Loncopué. (AVAL)
Adjunto Ordenanza Municipal Nº 914 H.C.D.de Loncopué-Neuquén-Argentina-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *