CURA GRASSI, ABUSADOR SEXUAL CONDENADO, SIGUE EN LIBERTAD-Argentina-

Al parecer no alcanza la probabilidad de fuga, o la peligrosidad que forma parte de la personalidad de un abusador sexual por posibilidad de reincidencia, según lo consideran todas las investigaciones científicas que estudian el tema. Ni que haya intentado escapar dos veces, una de ellas a la vista de todos los que miraban el programa de TV en el que intervenía, al comienzo de la investigación. No alcanza la condena de seis jueces, ni el pedido de sus víctimas, fiscales, abogados y varias organizaciones que se ocupan del tema. No alcanza tampoco con que varios testigos y peritos hayan sido atacados con violencia durante el proceso. Ni que hayan tenido que incluir a varios en el Plan de Testigos Protegidos. Ninguno de los declarantes a favor de Grassi, por supuesto, nadie los agredió nunca. No es suficiente tener que soportar verlo, a minutos de pronunciada la sentencia de condena, desafiando e insultando a los jueces por cuanto canal de TV quiso entrevistarlo.
El cura Grassi no respeta ni acepta la Ley, no considera que los jueces puedan ser imparciales y justos, los acusa de tener miedo de absolverlo. ¿por qué debemos pensar que ahora va aceptar sumisamente la espera del fallo de la Corte, las Cortes?, los magistrados sabrán por qué. Nosotros y nosotras no lo entendemos. Mucho menos sus víctimas, que no gozan de privilegio alguno. Al contrario, a lo largo de este juicio, durante siete años, se les privó de unos cuantos. Entonces ¿por qué?

Señores Jueces, ustedes tienen la respuesta y la responsabilidad de lo que suceda. Nosotros y nosotras, simples ciudadanos y ciudadanas que no dejamos nunca de asombrarnos, la de recordárselo. Lo hacemos, y no duden que lo haremos si algo sucede.
Grassi es el espejo negativo de cientos de presos sin condena. ¿por qué él, condenado, está libre?. Tampoco alcanza, para la sociedad la invocación ilegítima de la ley. La igualdad ante ella es un precepto de la Constitución Nacional.

por P.L.c.A.P.
Pilar Vendrell- Buenos Aires
Santiago Tricánico- Montevideo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *