Amparo Climent.

Desnuda descendiendo la tarde,
suicidando héroes,
desequilibrando equilibrios,
enajenando discursos,
con la rebelión de los gritos.
Desnuda de sombras cansadas,
perdidas en estrechos corredores,
desplomando días,
sin infiernos ni elegidos dioses.
Desnuda me reconoces,
en mi definida realidad.

Amparo Climent.
D.R. de autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *