1976 – 16 de Septiembre – 2010 – La Represión continúa – Neuquén – Argentina –

Denunciamos y nos solidarizamos con los jóvenes que fueron maltratados por la policía local en la tarde de ayer y publicamos el testimonio de lo ocurrido.

En el Día de hoy cientos de jóvenes se expresaron en la ciudad de Neuquén pidiendo por la educación, el boleto estudiantil, el mejoramiento de lo establecimientos y recordando la trágica noche de los lapices. Al finalizar la manifestación, un grupo de seis jóvenes fue interceptado y detenido a varios cientos de metros de donde ésta concluyera, por agentes de policía de civil que los estaban esperando.

Uno de ellos, menor de edad, fue salvajemente golpeado en la vía pública antes de ser esposado. Todos fueron conducidos a la Seccional primera, donde luego de ser sometidos a interrogatorios, provocaciones, marcado de huellas dactilares, fotografiados, desnudados y requisadas sus pertenencias, durante cuatro horas, fueron notificados que quedaban imputados en una causa por tenencia de explosivo, (así le llaman a una pequeña botella de thinner que acompañaba un lata de pintura en aerosol).
Todas sus pertenencias aun no les fueron devueltas, entre las que se encuentran mochilas, documentos, billeteras, celulares, cámara de fotos.

Varias organizaciones e individuos acudieron a la comisaria hasta lograr la puesta en libertad de los compañeros. También el secretario de seguridad de la provincia, el agrónomo Pellini se encontraba en la comisaria, seguramente esperanzado en que se resuelvan con la detención de estos 6 jóvenes, los grandes delitos que se cometen en esta provincia, como los robos de $ 250.000 de un cajero hace unos días o el robo de $ 500.000 a walmart, pero no, no tuvo suerte. Recordamos que en la pasada marcha del 24 de marzo también hubo este tipo de detenciones arbitrarias por parte de la policía.

Ésta constituye una nueva provocación por parte de la policía, no podemos decir nunca más y ellos continuar con sus practicas opresoras, es tiempo de profundizar la organización para defendernos de estos abusos, es tiempo de combatir la política represiva de Sapag y Pellini que criminalizan diariamente la protesta social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *