Solidaridad con los presos y presas en huelga de hambre 01-04-10

La tortura surgió como un método de los gobernantes para hacer que quienes se le oponían abandonaran sus convicciones y se retractaran, legitimando a los opresores frente a la multitud. Hoy, la sociedad se escandalizaría si a las personas se los torturara en publico; por eso el castigo deriva en la cárcel, supuestamente menos “inhumana” por no matar directamente y a la vista de todos.
Pero detrás de los muros, a la tortura diaria del encierro se le suma la miseria y la represión del sistema encarnado en los carceleros.

Pero los y las secuestrados/as en los estos centros de exterminio una vez mas han dicho ¡basta! y desde el mediodía del 18 de marzo los presos alojados en los pabellones 4, 10, 17 y 9 de la Unidad Penal numero 9 de La Plata iniciaron una huelga de hambre contra el endurecimiento de las penas y de las leyes procesales. A los días se sumaron a esta movilización presos alojados en las unidades 21 de Campana, 45 de Melchor Romero, 1 de Olmos, 8 y 46 de mujeres y las unidades federales de Devoto y Marcos Paz.
Por supuesto el Servicio Penitenciario Bonaerense ha incrementado la represión sobre los presos (incluso desde antes de que comenzaran la huelga de hambre) mediante traslados, amenazas, impidiendo el acceso al teléfono, requisando productos esenciales para sostenerse físicamente (jugos, caldos, azúcar, etc.)…además de no efectuar a los detenidos los controles médicos correspondientes. En el marco de esta huelga de hambre, estas mediadas coactivas de parte de los carceleros han asesinado, el día 28 de marzo, a Rubén Terzagui, quien era portador de HIV. y desde hacia mucho tiempo venía luchando por un tratamiento acorde a su situación.

Nos solidarizamos con los presos entendiendo que para que las luchas (esta y todas) lleguen a buen puerto, el conflicto y su difusión tiene que extenderse a todos lados, siendo cada vez mas los oprimidos que se levantes en rebelión por la libertad de todas y todos, poniendo en practica la ayuda mutua y la acción directa contra el Estado y las instituciones.

¡Mientras existan lugares de encierro no seremos libres!

¡Abajo los muros de las prisiones!

Anarquistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *