Por mí y por todas mis compañeras especial de fin de año 2019.

Si en nuestro país (Argentina), desde los diferentes poderes gubernamentales, pusieran el foco en que la prostitución es violencia machista en lugar de separarla de la trata de personas con fines de explotación sexual sosteniendo que hay una prostitución “buena” y otra “mala”, se lograría que ninguna persona sea prostituida.
El proxenetismo es internacional y en la lucha por erradicarlo vamos aprendiendo las/os unas/os de las otras/os internacionalmente también.

Compartimos la entrevista de Radio Rebelde Republicana.

“En esta ocasión en nuestro programa #Feminista contamos con la presencia de Sara Vicente Collado, Isabel Diez Díaz y como siempre con la presentación y moderación de la tertulia de mano de nuestra compañera Yolanda Rodríguez Villegas, #ViolenciaDeGenero todas ellas activistas feministas e integrantes de la Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución. #AboliciónProstitución #PorMiYPorTodasMisCompañeras #FeminismoParaVivir”

(…) “Desde los años 70 hasta hoy hemos abordado la violencia dentro de la pareja, el próximo reto del feminismo es el abordaje de la violencia sexual como una de las expresiones de la violencia machista de primer orden”, explica nuestra compañera.

Vicente recalca que “si no hubiera prostitución, no existiría la concepción de que las mujeres somos un objeto sexual para los hombres, que existimos para satisfacerles sexualmente”.

Además, ha defendido la necesidad de impartir educación afectivo-sexual entre la población joven. “Todo encuentro sexual en el que no existe un reconocimiento de la otra persona se convierte en una relación de cosificación asimilable a las relaciones que se ven en la pornografía. La diferencia entre una relación pornográfica y un encuentro erótico es dejar de tratar a las personas como meros agujeros o cosas de usar y tirar para considerarlas personas con las cuales compartir, tener en cuenta sus deseos y opiniones y comunicarte de igual a igual”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *