La maldita vidriera humana

Hace unos días estuve invitada para dar unas charlas y un conversatorio- taller sobre prostitución y trata de personas con fines de explotación sexual y antes de regresar pedí que me llevaran al barrio de “las vidrieras de carne humana”.
Están en la parte más popular y pobre de Rio Cuarto Barrio Alberdi, son casas una al lado de la otra, atrás funcionan como casas de familia y adelante hay una pieza pequeña con una vidriera donde ellas están sentadas en una silla solas o de a dos, iluminadas para que el torturador prostituyentes las vea bien.

Cada vidriera tiene un foco prendido, cuando la cortina esta corrida la mujer esta “ocupada”. La violación paga de esa mujer hoy le cuesta al varón prostituyentes $100 allí. La mujeres prostituidas pagan un alquiler por esas vidrieras humanas.
Ver esa realidad violenta me hizo recordar a la diputada Lorena Saponara y Maria Rachid del frente para la victoria ambas y sus proyectos cargado de violencia y semen para todas las personas prostituidas maquillado de derechos e inclusión.
viendo esas putas vidrieras humanas que el discurso fálico de trabajo sexual promueve y algunas diputadas apoyan me hace preguntar cuales son los derechos laborales de las putas?

Cuando se anoten en la Afip y deben facturar sus servicios ( así lo impone el Estado argentino cada venta) como será la factura C en la prostitución?.Le pregunto a las fiolas sindicalistas y a estas señoras diputadas ¿será que dando una factura C las personas prostituidas no sentirán más vergüenza y dolor?, será que dando una factura C ya estarán incluidas y donde? ¿Cuántas chupadas de penes por día tienen derecho aguantar? la felatio no existe en la puta vidriera o esquina, ¿Cuántos penetraciones anales tiene derecho aguantar con profiláctico por día? y sin profilácticos las penetraciones vaginales? cuando menstrúen ¿seguirán poniéndose los tampones de esponja para no manchar al prostituyentes y seguir siendo penetradas? o podrán descansar de penetraciones vaginales?¿cuántas manoseadas de tetas tienen derecho aguantar por día?, ¿y cuando el varón prostituyentes desee violarla con un pedazo de palo tiene derecho a decir no? y cuando 25 prostituyentes deseen hacer una “fiesta” con ella sola tiene derecho a decir no?, ¿la jubilación será por años de puta? ¿o por la cantidad de penetraciones vaginales, anales y bucales?¿ y cuántos días vacaciones de puta le corresponderá?

La prostitución no es un trabajo!!!!

Los prostíbulos son ilegales por lo tanto cada intendente que no quiera ser mas fiolo de estas personas antes de cerrar los prostíbulos debe restituir los derechos económicos, sociales y culturales a esas personas e incluir a toda su familia para que dejen de ser putas y vuelvan ser sujetas de derechos y sino no lo puede hacer que renuncie carajo!!!

Las vidrieras humanas son el proxenetismo inmobiliario que también promueven las personas que dicen trabajo sexual.

La putas vidrieras de carne humana no deben existir.

No son un derecho! tampoco la prostitución.
Sonia Sanchez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *