4 compañerxs anarquistas detenidos en Costa Rica-07-11-10-

4 Compañerxs Anarquistas Brutalmente Agredixs por la Policía Ayer en Heredia, Costa Rica

Ayer, Sábado 6 de Noviembre, 4 compañerxs Anarcopunks que se encontraban reciclando verduras en la Feria del aricultor* de Heredia Centro y entrelxs cuales se encuentran miembros de las bandas punk/crust anarquistas Barrakas y Blatta, así como lxs editores de los fanzines: Autonomía Yá!, Luciérnaga y Menarkia, y lxs cuatro estudiantes de la Universidad Nacional y Universidad de Costa Rica… fueron arrestadxs sin razón jstificable, cerca de las inmediaciones del Hospital de Heredia (zona en donde se realiza la feria) y fueron posteriormente brutalizadxs, torturadxs,umilladxs y en general agredidxs de muchas formas, físicas, verbales y psicológicas.

Los hechos ocurrieron pasadas las 2:00pm, cuando ya lxs compañerxs se disponían a regresar a la casa para cocinar su almuerzo, y pasaron al lado de unxs oficiales de la policía Municipal de Heredia* quienes estaban empezando a molestar (como tanto les gusta) a algunxs agricultores, diciéndoles que ya debían desarmar sus puestos de venta y decomisándoles sus verduras… al ver esto, uno de lxs compañerxs agredidos, dijo en voz calmada: “no sean vagos, déjenlos bretiar“ bretiar=trabajar), inmediatamente se dio vuelta uno de los oficiales de manera prepotente y a vos alzada diciendo: “¿como me dijo? a mi nadie me menta la madre“ a lo cual lxs compañerxs se sintieron extrañadxs y confundidxs, y a lo que respondieron que no se le estaba ofendiendo de ninguna manera, pero eso solo provocó que entre más policías arrestaran al compañero.

En respuesta a esto y tratando de defenderlo, otro de los agredidos se fue a tratar de soltarlo y esto provocó que le agarraran violentamente del cuello, dejándolo casi sin aire mientras era esposado e introducido a la unidad móvil (patrulla), al ver esto las otras dos compañeras alteradas (como es de esperar) empezaron a gritar para que fueran liberadxs, a una compañera le agarraron su cámara fotográfica, con la cual estaba grabando un video de los hechos y se la estrellaron contra el suelo, luego fueron perseguidas y tuvieron que correr, pero fueron interceptadas por otra unidad móvil y arrestadas también, de forma violenta.

Luego del arresto, y habiendo perdido la comida que habían logrado recolectar, fueron trasladados al Centro de Tortura del Fortín en Heredia Centro (comisaría como la llaman ellxs) al llegar cerraron los portones de un gran parque totalmente cerrado y se acercaron más oficiales de lxs que se encontraban ahí y de manera violenta bajaron a lxs cuatro compañerxs… a las compañeras las trasladaron inmediatamente al interior del edificio y a los dos compañeros restantes, los empezaron a golpear e insultar de manera brutal entre 6 o más policías, a uno de ellxs lo tumbaron al suelo y le tiraron gas pimienta en los ojos, a pesar que este no oponía ningún tipo de resistencia (como si pudiera ponerla). Fueron golpeados por unos 10 minutos y luego trasladados al interior del Edificio.

Ahí fueron esposados a una cerca metálica donde nuevamente fueron conyinuamente golpeados, insultados, escupidos… agredidos de forma brutal. Entre los insultos les decían: “ustedes son la misma mierda quelos Nicas“ (Nicas = nicaraguenses, los cuales son la población inmigrante más grande en el país), “Maricones, Travestis“, “Escorias“, “Emus“ (como tratando de decirles Emos). Mientras tanto las dos compañeras afectadas constantemente agredidas de manera verbal y psicológica, y en donde fueron obligadas a quitarse toda la ropa como supuesta revisión (algo que a los dos hombres no les hicieron, ni siquiera revisaron las cosas que
llevaban), a una de las compañeras la golpearon fuertemente en la cara en medio de insultos y torturas psicológicas. Les decían insultos como: “ustedes si hablan mierda“, putas“ (en repetidas ocasiones), “hediondas“, “insectos, animales“ (a lo cual no se sintieron tan ofendidas).

A los dos compañeros les cortaron de manera burlista, su cabello, a uno sus dreadlocks y al otro su cresta, mientras otrxs policías se reían de ellos. Al compañero que no le habían echado gas pimienta, se acercó un policía (uno de los más violentos) y le dijo: “a usted le falta algo en los ojos y seguido dijo a otro oficial “páseme el gas“, mientras era golpeado, siendo utilizado como saco de boxeo con el cual se divertían. Al llegar con el gas el compañero se tapó sus ojos y fue amenazado y golpeado para que quitara su mano y abriera los ojos, pero este se opuso, ya que sabía que de todas formas igual sería agredido. Las agresiones se prolongaron como durante una media hora, y luego se les dejó esposadxs por unas 2 horas y media dentro del “Centro de Tortura El Fortin“ sin comer, y llevando un frío casi insoportable, con el que el cuerpo de los agredidos temblaba, mientras eran vistos de manera burlista por los policías.

A las compañeras se les intentó inculpar de un robo de un celular, para lo cual les hicieron probar que sus celulares, realmenteles pertenecían. Al final no pudieron acusarles del absurdo hecho. A estas se les llegaba con el pelo cortado de sus compañeros y diciéndoles que estos estaban llenos de sangre, para asustarlas, diciéndoles que estaban masacrandoles. Luego y siempre esposadxs, alrededor de las 5:30 pm fuerxn trasladadxs en una patrulla a los Tribunales de Justicia de Heredia, para proceder a ponerles los cargos, en donde se les acusó de Resistencia y Daños y en donde como ofendido aparecía “El Estado“. En este lugar se les asignó un “““Defensor“““ Público, el cual era claro, a simple vista, que era compañero (amigo se podría decir) de los Policías agresores, por lo cual por el momento, lxs 4 compañerxs, prefirieron no hacer la denuncia por miedo a más agresiones y consecuencias contra su integridad física y
moral.

Se les obligó a quitarse los cordones de sus zapatos con las esposas puestas. Tomaron sus datos, huellas digitales, fotos y luego de varias horas a las 9:15pm fue liberado el último de lxs compañerxs. Recibido por un grupo demás compañerxs, que por sms (mensajes de texto) que logró enviar uno de los agredidos, lograron darse cuenta de lo que sucedía.Exhaustxs por los golpes, el frío y el hambre , decidieron ir al Hospital de Heredia, a hacerse las valoraciones médicas, para no dejar pasar el tiempo y tener pruebas de las agresiones. Entre las valoraciones fueron:Enemas Importantes en el testículo Derecho y Oreja Izquierda y con múltiples golpes visibles es la cara, brazos y costados. En la valoraciónde otra compañera decía: Multiples golpes, aqueja trauma en cara y manos.

Trastorno psicológico con fascies de angustia, neurológicamente integra.Algunxs fueron inyectadxs y todxs fueron medicadxs.

Alrededor de la media noche, se trasladaron a los Tribunales de Justicia del centro de San José (capital) para hacer la denuncia, por miedo a hacerla en los Tribunales de Heredia, pero donde se les indicó de que no se podía hacer ahí, pero fueron informados ampliamente sobre lo que debían hacer para poder tener los nombres de lxs agresores y hacer la denuncia correspondiente. A las 2:00am (aprox) del día de hoy llegaron a su casa para descansar,comer algo y a pesar de tener sus cuerpos adoloridos, intentar dormir un poco.

Aquí sacaron el chip de la cámara que había sido estrellada contra el suelo, para sacar el video como prueba de la agresión, y se percataron que este fue también destruido adrede, es decir, sacaron el chip, y con un lapicero (suponen, por lo que se puede ver) fue destruido para que se perdiera la prueba de las agresiones durante el arresto. La Policía, demuestra una ves más, su Estupidez y su brutalidad. En este país en donde se vende la idea de la Paz y la democracia, SE TORTURA. Los agredidos, dicen haberse sentido por momentos, como en un centro de tortura clandestino, como los existentes durante las dictaduras militares latinoamericanas.

Ahora recordemos que en este país de falsa libertad,está por pasar una Ley en donde se les da TOTAL impunidad a los oficiales de todas las divisiones de la policía, mientras estén laborando. Si sin esta ley ya se realizan esta clase de torturas ahora imaginemos como será con esta, en donde no existirá ninguna oportunidad de denunciar las agresiones, ya que estas no procederán. La Dictadura Arista, que está siendo perpetuada por la actual presidenta Laura Chinchilla se está volviendo cada ves más represora y más violenta contra cualquiera que noquiera seguir su régimen, brutalmente impuesto.

Recordemos una ves más:

¡Ninguna Agresión Sin Respuesta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *