Un hombre que consume pornografía – Maria SeBebe LasCalles –

—Un hombre que consume pornografía, estructuralmente posiciona su deseo y su perversión por encima de todo, incluso de los derechos humanos más esenciales.

—Ve a la mujer, no como a un igual, no desde una perspectiva humanista, sino desde una óptica de servicio a su sexualidad malsana, deformada, acomplejada y enferma .

—Entiende la supremacía de sus ganas, su afán de dominación, como un derecho natural que puede imponer sin gran dificultad.

Nuestros cuerpos son su servidumbre de paso. Nuestro sufrimiento, su placer.

Las prácticas atroces que visionan, el infierno, la esclavitud, la enfermedad y la muerte de miles, de millares de mujeres, niñas y hasta bebés, en todo el mundo.

—Un tipo que ve porno puede tener serias desviaciones pedófilas, e incluso incestuosas. Para comprobarlo, basta con revisar en el buscador de cualquier página porno.

Los resultados son aterradores. Protege a tus hijas e hijos de posibles depredadores en potencia .

Aléjate de ese perfil.

—Un hombre que visiona porno, refuerza un patrón violento y de tiranía en sus relaciones sexuales reales . Trata de recrear esas fantasías monstruosas prefabricadas, de imponérselas a su novia, a su compañera, a su esposa, a su amante . Construye su sexualidad a partir del abuso y la violencia .

Extirpa el cariño y la ternura, ningunea los sentimientos, devora imágenes hasta saciarse. Reduce la pulsión sexual a una pura necesidad fisiológica que evacuar.

El cuerpo femenino es para ellos poco más que una cloaca en la cual vaciarse.

Una negativa tuya podría suponer la ruptura …Y si no fueras capaz de negarte, en nombre de un amor que él no te tiene ?

Cuántas mujeres nos hemos visto en la tesitura de soportar prácticas abyectas por no perder a un hombre ? O por puro miedo ?….

Los hombres que ven porno, siempre quieren más. Más sangre, más lágrimas, más desgarros, más gritos, más humillación .Y en la incesante búsqueda de estímulo, la escalada de violencia y deshumanización termina por ser siempre insuficiente a sus ojos .

—Un hombre que ve porno no privilegiará el placer femenino. El prisma central de su sexualidad mal entendida es tan sólo su deseo, su avidez de poder con respecto de la mujer, subordinada, y a menudo maltratada.

—Un tipo que se pajea delante de unas chicas a las que les pegan, les revientan los orificios, les hacen comer mierda( literalmente)…tiene una construcción mental enferma y cínica .

—Un ser que puede experimentar un orgasmo viendo sufrir, pertenece a una categoría subhumana .

Por favor, no salgáis con tipos que consumen esclavitud, maltrato, violación y muerte .

No frecuentéis a nadie que cuente con jolgorio sus peripecias de putero, que frivolice con la trata, que defienda el mal llamado “trabajo sexual”, que no quiera ver más allá de tener asegurada su paja diaria a costa de lo que sea.

Un hombre así no es digno de una sola migaja de amor nuestro . Basta ya!!

Valemos infinitamente más que cualquiera de esos tipos con alma de violador, de proxeneta.

Por tí, por tus hijas, por tu dignidad e integridad.

Nos va la vida en ello.

Autora: María SeBebe LasCalles

Fuente: Mariasun Zubia Murguiondo 

Imágen: Gentileza

 

 

Deja una respuesta