De una buena vez, salirnos del patriarcado, juzgarlo y botarlo

Para tener una salida, las mujeres debemos tener muy claro dónde estamos viviendo, debemos tener muy claro el entorno y descubrirnos dentro del relato de la historia del patriarcado. Sin conocer esa historia, no podemos entender el patriarcado y su civilización. Estamos tan ideologizadas dentro del patriarcado y su sistema civilizatorio que sentimos los golpes pero no sabemos por qué nos pegan (no nos han dejado pensar).
Esta macro-cultura nos es ajena a las mujeres, porque no la creamos nosotras. Nos ha explotado, nos ha quemado, nos ha discriminado: cómo vamos a crear algo en contra de nosotras mismas. Es una cultura misógina, de odio a las mujeres. Y este odio no es una cosa que nosotras inventemos, está plagado de hechos consumados en la historia, de grandes quemas de mujeres, de muchos abortos clandestinos donde las mujeres no pueden elegir por su vida, de cientos de mujeres que se fueron de la civilización: se fueron a los bosques o se fueron a una isla, en una constante búsqueda para salirse del sistema.
Llegado un momento, las mujeres éramos tan explotadas, tan maltratadas, que sus rebeldías traspasaron los muros del silencio de la historia masculina, y es fundamental aprender a verlas y saber interpretarlas.
Texto completo click aquí:

Acceder a web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *