INTERVENCIÓN DE REPUDIO A LA UNIVERSIDAD NACIONAL DEL LITORAL

En este contexto, se debaten a nivel nacional e internacional los significados de la prostitución y la trata, existiendo actualmente dos posiciones: la que considera que es una forma de violencia de género y aquella que la define como un trabajo, es decir un bien social.
La universidad ha optado por esta segunda postura sin dar espacio al debate.

Causa asombro que el programa de las jornadas organizadas por El Programa de Género, Programa de DDHH, la Secretaria de Extensión Universitaria, UNL, Secretaria de Posgrado, la FCJS-UNL. Programa de Genero, Sociedad y Universidad, no este aportando al desarrollo de una conciencia crítica en estudiantes y docentes y en la comunidad para tener una visión completa de esta situación que afecta no solo a Santa Fe sino a todo el país y al mundo.

En efecto, en las actividades que realizan invitan solo a aquellas personas que tienen una posición tomada en relación a estos temas considerando que la prostitución es un trabajo y que la aplicación de las leyes vigentes criminalizan a las personas en situación de prostitución, hecho que es falso como surge de los procesos judiciales que se llevan adelante y de la política de persecución del delito y asistencia a las victimas desarrollado por los gobiernos nacional y provinciales. A quienes se juzga es a proxenetas, tratantes rufianes, regentes de prostíbulos, y a quienes lucran explotando a mujeres y niñas sexualmente.
Estas formas de analizar la legislación que persigue a proxenetas y tratantes es en realidad una manera de defender de los mismos.

Entendemos que hay formas de condicionar el pensamiento y conocimiento, según los métodos que se empleen pero también creemos que una universidad pública sostenida con recursos de todos los habitantes debe ser pluralista en el sentido de tener en cuenta todas las posiciones relacionadas con un tema tan actual y candente como son la prostitución y la trata, informar también que nuestro país es abolicionista y firmó tratados internacionales que prohíben la explotación de la prostitución ajena y la instalación de prostíbulos (ya sea que se los llame cabarets, whiskerías, cooperativas, privados etc.), así como disponen la sanción a proxenetas, rufianes y tratantes y la no penalización de ninguna persona en situación de prostitución. Desde este punto de vista la prostitución no puede ser considerada un trabajo, sino que es parte del continuo de violencia contra las mujeres.

Si bien después que enviamos una nota con firmas de personas de todo el país y del exterior cuestionando que no se diera lugar a la expresión de las voces abolicionistas en relación a una actividad de fecha 28 de abril, con la charla titulada:” Sistema Prostituyente: Perspectiva Abolicionista” y a la presentación del libro “Yo Elijo” por parte de Elena Moncada, sobreviviente de la prostitución y referente de AMADH, el día 16 de junio pasado, similar a la que se realiza el 18 y 19 de setiembre del corriente, se realizó una mesa en ese ámbito con participación de quienes sostienen otras posiciones, su jerarquía fue manifiestamente inferior a la de un seminario de dos días.

La UNL debe favorecer el debate de las distintas posturas sobre todo teniendo en cuenta que nuestro país es abolicionista y tiene una posición en este sentido a nivel nacional e internacional, ya que ha firmado la Convención Para la Represión de la Trata de Personas y Explotación de la Prostitución Ajena, la Convención para la eliminación de todas las formas de violencia contra la Mujer (CEDAW), La Convención de los Derechos del Niño, La Convención Interamericana de DDHH, el Pacto de Derechos Económicos Sociales y Culturales, Civiles y políticos entre otros, todos de DDHH, algunos de los cuales han sido incorporados a la Constitución Nacional (art. 75 inc. 22).

Por otra parte, si un objetivo es discutir la aplicación de la ley contra la trata y delitos conexos sería importante que participaran como expositores a quienes tienen la responsabilidad de la aplicación de las leyes, como por ej. PROTEX (“Procuraduría de Trata y Explotación de Personas”) o aquellos organismos del PE relacionados, como el Programa de Rescate a Victimas de Trata y Explotación Sexual, además de representantes de la sociedad civil. Estudios serios como los de la PROTEX indican que desde la sanción de la ley contra la trata se han procesado y sancionado a proxenetas, rufianes, regentes y tratantes incluidos funcionarios y redes de prostitución, y no a personas en situación de prostitución.

En cambio, la UNL se ubica con este seminario en una posición contraria. Es decir a aquella que da a la prostitución un valor social como si fuera trabajo.
Pensamos que esta Universidad debe sostener un pensamiento crítico y contribuir a que todas las personas que concurren a ella obtengan los elementos necesarios para evaluar y tomar posición en relaciones a temas como el que nos ocupa, conociendo todas las partes de un debate por demás duro y difícil, ya que están en juego los DDHH de las humanas. Desde el feminismo abolicionista sostenemos posiciones que difieren con la adoptada por esa universidad, en la que la única voz que se expresa es la del programa cuya política cuestionamos.

Atte.
Campaña Abolicionista “Ni una Mujer mas Victima de las Redes de Prostitución”
Nidia Kreig- Analia Sterli- Silvina Sierra
AMADH- Asociación Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos
Elena Moncada, victima y sobreviviente de prostitución
Asociación Civil GENERAR
Liliana Loyola- María del Carmen Carranza
Alika Kinan víctima y sobreviviente del delito de trata con fines de explotación sexual
Instituto de Género SAPA KIPA, Ushuaia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *