Denuncia de campaña en contra de estudiantes organizados en CCH Vallejo

A los de alma libre

A los de espíritu revolucionario

A los de corazón rebelde

La organización estudiantil funciona como una base de lucha social incluyente y solidaria, tras un constante proceso de evolución, el cual cómo podemos advertir a partir de los ataques y descalificación a la lucha estudiantil, no solo en nuestro país si no a nivel internacional, ha logrado frenar al lado de diversos gremios las políticas neoliberales del Estado, que atentan contra el bienestar social, en donde la rama privada transforma el derecho a la educación en un servicio lucrativo.

Bajo este contexto vemos la organización como una necesidad natural del ser humano de origen reivindicatorio, se reclama “al que todos tenemos derecho para vivir mejor”, bajo esta perspectiva la organización social es un derecho que no solo los estudiantes pueden y deben ejercer.

El proyecto de Multimedios Cronopios se sostiene en el aspecto económico por el subsidio que ha recibido de parte del espacio estudiantil Revuelta el cual trabaja en el Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Vallejo manteniendo un trabajo político cultural enfocado a la comunidad estudiantil, fomentando la denuncia y trabajo en contra de cobros ilegales, grupos paramilitares en las escuelas (porros), abusos de autoridad y en pro de la proliferación de la cultura y los procesos autonómicos dentro de la universidad.

Denunciamos bajo este medio el verdadero objetivo de este ataque, disfrazado como una preocupación por el respeto a la vida académica dentro del plantel y a la “legalidad”, cuando su verdadero objetivo es desmovilizar y destruir la organización estudiantil.

Como claro ejemplo desde 2006 bajo la administración de Lucia Laura Muñoz Corona actual directora de los cch´s, emprendió técnicas que podríamos llamar contrainsurgentes, debido a que cortó el suministro de los recursos, en este caso económicos, que los colectivos empleaban para gestionar su trabajo, así mismo utilizando la política del miedo a través de expulsiones, la política del desprestigio a través de rumores y mentiras, abusando de la comunicación directa (que como autoridad puede emplear), con los padres de familia, simulando asambleas donde se garantizaría la defensa de su posición y como consecuencia de la cooptación de cierto sector estudiantil bajo amenazas que atentaban contra la vida académica.

Hoy en día observamos que ésta política de exterminio sigue vigente, pues el 8 de agosto del año en curso recibimos un documento donde un grupo de profesores se presentó como representantes del sector académico, el cual sabemos responde a los intereses de las autoridades y los hacen suyos, empleando una guerra de baja intensidad que consiste en un bombardeo mediático a través de desplegados (del mismo documento que se nos entregó, con la exposición de diversas firmas), que exigían la eliminación de nuestra manera de adquirir recursos, así mismo abusando de la autoridad moral que les brinda la docencia, imponiendo en las aulas su posición para descalificar las dinámicas de trabajo del espacio.

Posteriormente pidieron una respuesta a su exigencia, (la cual esta vez disfrazaban de petición), ahora como representantes de un colectivo de profesores y a la vez como Consejo Interno, nosotros en todo momento cuestionamos sus argumentos y sobretodo el verdadero origen de éste ataque, ante la falta de argumentos y de objetividad por parte de dichos profesores optamos por la vía sana del diálogo, dejando en claro en todo momento que no sería con ninguna autoridad puesto que respondíamos a una supuesta “preocupación” proveniente de una fracción de la comunidad; así mismo para la realización de un diálogo respetuoso hicimos consideraciones y señalamientos para evitar caer en la situación del 2006.

El día 18 de agosto acudimos al diálogo con dicho grupo de académicos, en el cual el respeto a ambas partes era un acuerdo en común, así mismo se pidió que se planteara la problemática que “aquejaba” a la fracción académica, para poder emprender el debate. Nosotros en todo momento defendimos el derecho a la organización autónoma y su libre derecho a gestionar el trabajo, así mismo denunciamos que estas acciones violentan nuestro libre derecho a la organización completamente independiente de las autoridades del plantel, y expresamos abiertamente que su discurso era incongruente debido a que reiteradamente argumentaban el respeto de la legislación universitaria, contrapuesto a la grave actividad de algunos profesores de ciertas áreas utilizan la comercialización de calificaciones a través de la venta de libros, idas al teatro, viajes, que no solo atentan contra la legislación sino la misma gratuidad de la educación; después de un desgaste de más de cuatro horas de discusión en el cual los académicos recurrieron a las descalificaciones al no poder sostener su argumento de la legalidad, recurrieron al recurso de cambiar la dinámica de la discusión como meramente política y a partir de esto poder llegar a un acuerdo dejando de lado la parte legal, el colectivo revuelta continuó argumentando la defensa de la autonomía para gestionar los recursos y que ante la preocupación por la venta de cigarro se proponía realizar una campaña donde se privilegiara la concientización antes que la imposición tal y como lo hacen las autoridades , utilizando métodos de chantajes amenazas y atentando contra la vida académica.

Así mismo es importante mencionar que la única propuesta que plantearon los profesores, fue retirar el proyecto económico de autogestión a cambio de recibir los materiales necesarios para realizar las actividades del colectivo en el CCH, a lo que el colectivo en todo momento rechazó esta propuesta debido a que con estas acciones se busca cooptar, regular y condicionar el trabajo organizativo de los estudiantes.

El diálogo continuó durante una hora más, finalmente fue interrumpido por los profesores con el pretexto de que no había condiciones para llegar a un acuerdo, utilizando nuevamente la descalificación en contra de la autogestión, puesto que no había solución a sus exigencias, sin tomar en cuenta ninguno de los argumentos expuestos por los miembros del Colectivo Estudiantil Revuelta. Así los docentes en un acto de prepotencia rompieron el dialogo, retirándose de la sala.

Desde el colectivo estudiantil Revuelta y Multimedios Cronopios aseguramos que continuaremos defendiendo el derecho a la organización autonómica e independiente de toda autoridad, denunciamos que a través de esta falsa preocupación por el “respeto” a la legislación universitaria y abuso de autoridad se pretende destruir la movilización al evitar el suministro de recursos económicos, afectado así, estos proyectos y su organización.

Por la defensa de la educación

Contra las políticas de contrainsurgencia

Alto a la criminalización del movimiento estudiantil

Solidaridad total con el movimiento chileno

Atentamente

La libertad no se conquista de rodillas, sino de pie…Contra soberbia, humildad, suspira el fraile. Contra soberbia, ¡rebelión! , gritamos los hombres…Ricardo Flores Magon.

Colectivo Estudiantil Revuelta & Multimedios Cronopios

NOTICIAS ANTI REPRESIVAS
http://abajolosmuros.jimdo.com
Las noticias, denuncias y campañas difundidas por este medio son absoluta responsabilidad de quien las firma.

¡Presos anarquistas a la calle!
¡Abajo los muros de las prisiones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *