¡¡¡Aguanten los pollerudos!!!

La masculinidad, en debate

Vistiendo polleras, un grupo de varones platenses propone revisar las desigualdades de género desde una perspectiva masculina

Por Omar Giménez

“Al debate por la desigualdad de géneros le estaba faltando la pata masculina: la visión del hombre sobre la construcción de la propia masculinidad. Lo que nosotros proponemos es eso: problematizar la idea de masculinidad que tenemos para cambiar un montón de cosas. Desde la violencia contra la mujer al hábito de quedarnos sentados mientras las mujeres de la casa lavan los platos”. Martín tiene 33 años, luce una frondosa barba y viste una pollera de colores mientras habla y reparte volantes contra la desigualdad de géneros en el marco del Día Internacional de la No Violencia contra la mujer. La respuesta que cosecha es dispar: “algunos nos miran con curiosidad, los jóvenes por lo general se llevan los volantes. A los tipos grandes les generamos rechazo. Es por las polleras…”, dice.

Junto a otros 15 jóvenes platenses Martín integra el Colectivo de Varones Antipatriarcales, desde donde se cuestiona la postergación de la mujer y el machismo y se reflexiona acerca de la violencia de género a partir de postulados como estos: “cuando se subestiman las capacidades de las mujeres considerándolas el sexo débil…¿no hay violencia?”; “cuando se invisibiliza su trabajo diario en la casa o se le paga menor salario que a los varones por el mismo trabajo… ¿no hay violencia?”. Juntos participaron de varias marchas, organizan talleres de reflexión en un centro comunitario sobre estos temas y planean generar espacios similares en los barrios. Ayer estuvieron presentes en una marcha por el Día de la Violencia contra la mujer y por el esclarecimiento del crimen de Sandra Ayala Gamboa.

La idea de nuclearse en el “Colectivo…” surgió cuando sus integrantes, todos estudiantes de entre 20 y 35 años que trabajaban con cuestiones de género en distintos espacios de mujeres, descubrieron que podían unirse y desarrollar juntos los mismos temas, pero desde una perspectiva masculina. Todo esto con el objeto de mostrar que la desigualdad de género es también un problema que atañe a los varones y generar conciencia desde un lugar distinto, afirman.

¿Y qué surge de ese trabajo de reflexión? Luciano Fabbri, que es estudiantes de Ciencias Políticas, opina que una de las conclusiones a las que llegan es que “todos los varones tenemos que liberarnos de mandatos sociales, como los que nos hacen rechazar sentimientos que se asocian a lo femenino, como la sensibilidad o la demostración de cariño y afecto. Estas cuestiones tienen que ver, en el fondo, con conservar el poder sobre la mujer y hace que pasemos la vida en pose y perdamos autonomía. Es el propio hombre el que está oprimido por este modelo de masculinidad”.

¿Y las polleras?: “Son perturbadoramente cómodas”, dice Pablo Lucero (23) mirando la que lleva puesta. Pero más allá de eso, las consideran un símbolo de que toman como algo propio la lucha de las mujeres por la igualdad de géneros.

Integrantes del Colectivo de Varones Antipatriarcales

Mauro Amicona (32), Pablo Lucero (23), Martín Gómez (33), Luciano Fabbri (28) e Ignacio Gelso (21),

web: http://varonesantipatriarcales.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *